El conductor denunció censura y dijo que los audios que se emitirán en su programa no son “un éxito de las feministas”.

«A la Justicia le molestó que yo hablé de las que venían a romper todo en los teatros (por las militantes que lo escracharon), como lo hicieron mandadas por la Municipalidad de Merlo, incluso, dicho por ellas. Desde el juzgado me llamaron y me dijeron por qué dije lo que dije y respondí que lo hice porque tuve dos años de persecución kirchnerista, me decían que las protegía Juan Grabbois, y nunca hicieron nada. La verdad es que no tengo ganas de ir a juicio y acepté la probation. Yo no me escondo de la Justicia, no hago lo de Cristina Kirchner, ni lo de Stornelli… Este no es un éxito de las feministas. Es una especie de censura de prensa.» 

Con estas palabras, Baby Etchecopar inició su programa de este miércoles (a las 10 de la mañana). Se refería al primer micro feminista que al mediodía se emitiría en su programa El ángel de la Mañana, por Radio 10. A esa intervención accedió Etchecopar a modo de probation para no ir a juicio ante una imputación por sus dichos machistas. En septiembre de 2018, se refirió al aire a manifestantes mujeres como «tortilleras», «mugrientas», «porreras», «crías hijas de puta», «atorrantas», “roñosas sinvergüenzas”, “infradotadas”, con «olor a menstruación».

Si bien no estaba estipulada la forma en la que Etchecopar debía referirse —o presentar— esos micros semanales de diez minutos que se emitirán por cinco meses, sí se estableció si que emitía alguna agresión o si difundía el ataque de algún oyente, la probation perdería validez y él debería ir a juicio.

Ante las frases con que Etchecopar inició su programa, Verónica Guagnino, fiscal de Cámara que diseñó la innovadora probation, señaló a Clarín: «No es censura porque él solicitó acceder al beneficio, negoció las condiciones y prestó su conformidad al formato final de la regla de conducta (la probation). Hacer lo que uno quiere y obtener lo que uno pide, no equivale a una ‘censura de prensa’«. Pero agregó que, en principio, los dichos del conductor radial «no invalidarían la probation».

¿Por qué el hecho de que Baby Etchecopar desacredite la probation a través del mismo medio donde acordó que se emita no lo lleva a juicio? Porque, en los papeles, no está incumpliendo con la Justicia. «Hay que entender que una cosa es poner una regla de conducta y otra es lograr que una persona efectivamente cambie su forma de ser, pensar o actuar. Tampoco [Etchecopar] tiene prohibido desacreditar la probation como herramienta. Claro que no deja de ser paradójico, porque él está usando esa misma herramienta (que desacredita) para zafar del juicio y de una condena», apuntó la fiscal.

En particular, sobre la frase de Etchecopar: «esto no es un éxito de las feministas», que generó una ola de indignación del colectivo feminista en las redes sociales, Guagnini señaló: «No se trata de una competencia donde unos ganen y otros pierdan. Cuando la ley se aplica, cuando se reparan los daños ocasionados por los hechos ilícitos, cuando se hace justicia, no hay nada que festejar, en realidad. Lo ideal sería que no haya delitos, que la gente respete al prójimo/a, que las mujeres no sean discriminadas, ni violadas, ni asesinadas, ni violentadas. Eso sería alcanzar el éxito para las feministas. Esta regla solo demuestra que alguien que desplegó acciones presuntamente delictivas, violentas y discriminatorias contra un grupo de mujeres, quiere reparar los daños ocasionados de la forma más integral posible. Yo le contestaría, como dijo Borges: ‘eso, señor, es una digresión Espero su argumento'».

Sobre el mediodía, llegó el micro feminista al programa de Etchecopar. Y lo presentó él. «Si quiere lo escucha o no lo escucha», dijo dirigiéndose a los oyentes. Estuvo a cargo de Diana Maffia, directora del Observatorio de Género para la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires. En esos 10 minutos, la especialista habló de la importancia de hablar de «las violencias». Porque no es sólo la física o la psicológica. La violencia, dijo, «también está en los estereotipos que construyen las sociedades sin perspectiva de género. Es la sociedad la que va a establecer roles y valores a esos roles».

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/baby-etchecopar-desacredito-micro-feminista-acepto-probation-fiscal-contesto_0_NOGVxi4Ha.html