24/01/2019 – Tras su llegada ayer en la tarde a la ciudad de Panamá para vivir la Jornada Mundial de la Juventud, Francisco inició hoy su primer día de encuentros. Celebró la eucaristía de forma privada en la Nunciatura, con familiares de quienes allí prestan servicio, visitó al Presidente de Panamá y compartió un encuentro de diversas autoridades y representantes de la sociedad.

Luego se dirigió a la Iglesia de San Francisco de Asís donde mantuvo un cálido encuentro con los obispos centroamericanos. Durante el encuentro, destacó a San Oscar Arnulfo Romero, quien “sintió con la Iglesia porque, en primer lugar, amó a la Iglesia como madre que lo engendró en la fe y se sintió miembro y parte de ella”. Además, hablando de los jóvenes, dijo que “esta Jornada Mundial de la Juventud es una oportunidad única para salir al encuentro y acercarse aún más a la realidad de nuestros jóvenes, llena de esperanzas y deseos, pero también hondamente marcada por tantas heridas”.

“Vuestros pueblos no son el “patio trasero” de la sociedad ni de nadie. Tienen una historia rica que ha de ser asumida, valorada y alentada. Las semillas del Reino fueron plantadas en estas tierras” les dijo a los obispos centroamericanos que lo escuchaban con atención.

 

Vea la nota completa aquí:
https://radiomaria.org.ar/papa-francisco/22280-2/