• La desigualdad en la participación, en el salario y en el acceso a puestos de decisión por parte de la mujer está en la agenda global.

  • Consejos para las empresas.

a necesidad de cerrar la brecha de género en diversos aspectos de la sociedad dejó de ser la preocupación de unos pocos para convertirse en una problemática global. Distintos foros y organismos internacionales la tienen en agenda y ponen el acento en la urgencia por acelerar el proceso con acciones concretas y deliberadas.

El Informe Global de Brecha de Género 2018 del Foro Económico Mundial (Davos) muestra un dato significativo: con el ritmo actual, llevará 202 años lograr la paridad en el ámbito de la participación y las oportunidades económicas.

¿Qué pueden hacer las empresas argentinas por la equidad ?

Hay razones importantes por las cuales el tema toma relevancia: uno es, la equidad social, pero también hay una cuestión de competitividad y desarrollo económico. Abundan datos y estudios que demuestran que las organizaciones con mayor diversidad en sus directorios y altos mandos son más productivas, muestran mejores resultados en sus balances, son más innovadoras y mejoran el proceso de toma de decisiones y adaptación al cambio.

Además, lograr la equidad de género en el trabajo aumentaría el producto bruto interno (PBI) de la economía. La Organización Internacional de Trabajo (OIT) calculó que, si todos los países alcanzaran el objetivo del G20 de reducir la brecha de participación laboral en un 25 por ciento para 2025, el PBI mundial aumentaría en 5,3 billones de dólares.

 

Lea la nota completa aquí:

https://www.lavoz.com.ar/negocios/brecha-de-genero-sigue-abierta-en-mercado-laboral