News

press releases

La Nación: En Finlandia, las mujeres toman el poder

El sistema laboral del país facilita el acceso de ellas al mundo del trabajo; existen otro tipo de problemas en la sociedad

HELSINKI.- Patricia desembarcó en enero de 2016 en Finlandia. No venía de vivir una buena experiencia laboral y vital en su tierra, España. La auxiliar administrativa había sido ascendida tres veces tras siete años de “duro trabajo”, como ella lo califica. Pero la compañía en la que trabajaba la despidió cuando su segundo hijo cumplió diez meses. Es que en ese país y tras ese período de tiempo, la ley “desprotege” a la mamá que no tomó una jornada de trabajo reducida.

Ella siente que su vida cambió en el país nórdico. “En Finlandia están muy orgullosos de la maternidad. Respetan a las mujeres en su licencia y no está mal visto”, contó Patricia a LA NACION, y agregó: “Mujeres y hombres aquí tienen las mismas oportunidades salariales”.

En el mundo, Finlandia es un sinónimo de igualdad de oportunidades. El año pasado, el país apareció segundo -entre 144 países- en el ranking del The Global Gender Gap Report del World Economic Forum, que mide la brecha de posibilidades entre ambos sexos. Este documento releva indicadores clave, como la participación en el mercado laboral, igualdad educativa, salud y empoderamiento político. Un ejemplo sobre este último punto sirve de indicador. Del Parlamento finés de 200 legisladores votado en 2015 un 41% son mujeres. Desde los 90, no se baja de ese piso. Incluso para los finlandeses es algo polémico que hoy sólo cinco de los 14 ministros (36%) del gabinete sean mujeres. Lo insólito: hay un gobierno conservador.

“Normalmente, teníamos un 50% o 60% de mujeres en el gabinete”, cuenta a LA NACION Meija Touminen, senior oficial del Ministerio de Asuntos Sociales y Salud de Finlandia. “Hace poco sumaron ministerios y ahora sólo un 29% del gabinete son mujeres”, cuestionó la funcionaria. A principios de siglo, este país ubicado en la frontera con Rusia, Suecia y Estonia, tuvo su primera presidenta, Tarja Halonen, una socialdemócrata. También hubo primeras ministras. Hoy el gobierno está integrado por tres partidos, entre ellos, los Verdaderos Finlandeses, de línea nacionalista y ultraconservadora. Pese a eso, la presencia femenina es elevada.

Este país de grandes extensiones de bosques, islas y lagos sobre el mar Báltico y cerca del Círculo Polar Ártico, fue el primero en el mundo en otorgar derechos políticos -la posibilidad de votar- a las mujeres. Ese hito llegó en 1907, cuando el territorio era un ducado ruso. Los fuertes movimientos sociales en los años 60 y 70, que afectaron a todos los países nórdicos, impulsó la llamada Acta de Igualdad entre Hombres y Mujeres en 1986. “Llegamos más tarde que otros países de la región pero mejoramos las leyes que existían”, indica Touminen.

lea la nota completa aquí