La nueva estación de la línea H del subte será la primera en llevar el nombre de una mujer. La homenajeada es la médica, política y feminista Julieta Lanteri, quien fue elegida por los porteños en una votación, informó ayer el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte.

¿Cómo logró votar cuando el sufragio femenino se aprobó décadas después, en 1947? En 1911, la Municipalidad de Buenos Aires llamó a actualizar el padrón electoral. Hicieron una convocatoria “a los ciudadanos residentes en la ciudad que tuvieran un comercio o industria o ejercieran una profesión liberal y que pagaran impuestos”. Como nada decía sobre hombres o mujeres, Lanteri se basó en ese hecho y logró ser añadida por la Justicia Electoral en el padrón para votar.

Los años siguientes continuó luchando contra la justicia para expandir los derechos de la mujer, en especial los derechos políticos, para poder lograr así la igualdad con los hombres.

A partir de 1930, Lanteri comenzó a recibir amenazas anónimas. El presidente Uriburu había designado a la Legión Cívica (de extrema derecha, de orientación fascista y a la que se le adjudicaba la muerte de varios opositores) como “partido único”. En febrero de 1932, uno de sus afiliados, David Klappenbach, manejando su automóvil marcha atrás, subió a la vereda de Diagonal Norte y Suipacha, en pleno centro de Buenos Aires, y la arrolló. Julieta murió dos días después.

Faltaban pocos días para que cumpliera 59 años y había sentado las bases para que las mujeres pudieran votar, derecho que estaba reservado a los hombres y que se extendió a las mujeres en 1947, bajo la presidencia de Juan Domingo Perón.

La votación en redes sociales

En la escogencia del nombre de la estación en redes sociales, Lanteri se impuso con el 45 por ciento de los votos sobre María Angélica Barreda, la primera mujer en recibirse de abogada en el país, y Celia Tapia, también abogada y la primera en ejercer su profesión en la Ciudad de Buenos Aires.

“Este es un humilde reconocimiento al rol fundamental que han tenido y tienen las mujeres argentinas en la lucha por los derechos cívicos, y que ha sido invisibilizada durante mucho tiempo”, afirmó el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte e impulsor de la iniciativa, Franco Moccia.