La desigualad de género se reproduce tras las rejas

La Universidad Nacional de Tres de Febrero junto al Centro de Estudios Latinoamericanos sobre Inseguridad y Violencia (CELIV) presenta su nuevo informe “Contextos de encierro en América Latina, un análisis con perspectiva de género” el miércoles 21 de noviembre a las 16hs en Juncal 1319 3º piso CABA.

El trabajo elaborado bajo la dirección de Marcelo Bergman, Director del CELIV, tiene como objetivo ampliar y profundizar el conocimiento sobre las mujeres privadas de libertad en la región.

A lo largo del estudio explora el perfil de las mujeres que se encuentran en contextos de encierro según sus características sociodemográficascontexto socioeconómicoentorno de socialización/su infancia y trayectoria/conducta delictiva. Además, se pretende indagar sobre su proceso penal y judicial y sus condiciones de vida dentro de la prisión.

Los datos fueron recabados por la Encuesta a Individuos Privados de Libertad elaborada por el CELIV con apoyos del PNUD y del BID. Este análisis se realiza enperspectiva comparativa varón-mujer entre ocho países de la región (Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, Honduras, México y Perú) de forma tal deexplorar posibles diferencias de género en diversos  aspectos.

La detención de mujeres en América Latina resulta una tendencia en alza en la mayoría de los países de la región. La tasa de crecimiento de la población penitenciaria femenina excede a la de los varones y en la mayoría de estos países la duplica.

A lo largo del estudio se busca incluir la perspectiva de género en el análisis,  de esta problemática particular, para evitar reproducir estereotipos de género en las cárceles que sólo apuntan a la estigmatización de la mujer.

 

Algunos de los datos más relevantes brindado por la investigación:

·  En todos los países indagados, menos en México, un 87% de las mujeres privadas de libertad tiene hijos, porcentaje que se reduce  en el caso de los varones a un 78%.  8/9 de cada 10 mujeres privadas de la libertad tiene hijos

·  Un 55% de mujeres ha tenido su primer hijo/a con menos de 18 años, este porcentaje se reduce al 26% en el caso de los varones.

·  Un 39% de mujeres tiene a su pareja detenida en simultáneo, mientras  que este porcentaje se reduce a un 5% en el caso de los varones.

·  Un mes antes de ser detenidas el 27% de las mujeres no trabajaron pero sí lo habían hecho alguna vez en su vida; este porcentaje se reduce al 17% en el caso de los varones.

·  Las mujeres son menos reincidentes respecto a los varones y estuvieron en menor proporción en centros de menores y tuvieron menor contacto con armas de fuego.

·  Durante el encierro, se observa que los varones participan más en deportes (63% vs. 51%) mientras las mujeres intervienen en mayor medida enactividades educativas (62% vs. 53%) y labores de limpieza y mantenimiento (72% vs. 62%).

·  En la mayoría de los países estudiados hay una escasa proporción de cárceles exclusivamente femeninas y prevalecen los centros mixtos, lugares donde el equipamiento y los espacios construidos no tienen en cuenta las características específicas de la mujer.

·  En América Latina un gran número de mujeres encarceladas son madres, jefas de hogares y/o figuras principales en la crianza de sus hijos.

Equipo CELIV