Novedades

Prensa

página 12: Las ollas paradas

Las cifras del Indec para el primer trimestre de este año que dan cuenta del trabajo e ingresos de la población de nuestro territorio son tajantes: cuando se trata de empleo rentado las mujeres ganan menos, están subocupadas y sufren más la informalidad. Y entre quienes no lo consiguen, ellas son mayoría. En algunas regiones, las cifras dan miedo y la inequidad es tajante: una chica del conurbano bonaerense tiene cuatro veces menos posibilidades de conseguir trabajo que un varón adulto porteño. Esta precariedad económica pone en jaque todas las decisiones de las mujeres y las hace más frágiles frente a la violencia machista.

Ver nota completa aquí