«Las chicas ahora quieren ser iguales a los varones ¡Laburen! Agarren un martillo, una maza, un cortafierro, y van a ser iguales que los hombres y no se les va a caer nada». Con estas palabras, el obispo Luis Urbanc encendió la mecha y causó el repudio de organizaciones sociales, políticas y feministas. Los dichos tuvieron lugar el 17 de julio durante una homilía en la capilla del Señor de la Agonía, en la localidad tinogasteña de Palo Blanco, en Catamarca, donde el prelado cargó contra la dirigencia política y las mujeres. «Está de moda que andan haciendo casas… meta hacer casas para ganar votos. Los diputados y senadores tienen que legislar que toda casa que se vaya a construir de aquí en adelante en Catamarca va a ser de piedra», expresó durante uno de los segmentos de su discurso. En este marco, pidió a la intendenta de Fiambalá, Roxana Paulón, «motivar a esos diputados y senadores, que lo único que saben es ir a calentar sillas y que por ahí quieren hablar macanas». «Queremos que se generen leyes, que nosotros podamos vivir mejor», agregó.

 

Lea la nota completa aquí: https://www.perfil.com/noticias/sociedad/obispo-catamarca-luis-urbanc-mando-laburar-mujeres-piden-igualdad-disculpas.phtml?rd=1&rd=1