Nouvelles

Communiqués de presse

Prensa Via Córdoba: Un Día del Niño con juguetes sin género

Los chicos deben tener la libertad para jugar con lo que más le gusta, sin importar si es nena o nene. Romper las estructuras, tarea de los papás.

 

Por Gabriela Martín.

Los juguetes son para divertirse, aprender y estimular la creatividad de los más chicos de la casa. Elementos sin tipo, con los cuales los niños deberían sentirse libres de elegir el que prefieran. Pero el mundo infantil parece no poder escaparle a los estereotipos de género.

Es tradicional encontrar productos y publicidades dirigidas a nenas o varones, específicamente diferenciadas. Así, las góndolas ofrecen al “universo femenino” belleza, dulzura, cocina y la posibilidad de “ayudar” a mamá en las tareas domésticas o en la crianza de sus hijos. Para los varones, en cambio, los juguetes tienen que ver con la acción, el deporte, la construcción y los medios de transporte, entre otros.

En esta diferenciación, se impone que las nenas deben ser tranquilas y dedicadas a las tareas del hogar; mientras que los nenes tendrán que mostrarse fuertes y competitivos. El mundo ha evolucionado y así como hay mujeres que ocupan puestos importantes, también existen hombres que se ocupan de la crianza de sus hijos y las actividades cotidianas en el hogar. Entonces ¿Por qué nos escandalizamos cuando las nenas juegan a la pelota o los nenes a las muñecas? ¿Quién determina que los chicos no puedan jugar libremente?

Ileana Oliva de Blaser, Jueza de Paz de La Calera, explica a Tu Día: “Las familias estamos influenciadas por visiones sesgadas de los juegos que ‘creemos’ deben ser asignados a las niñas y a los niños, de allí que históricamente, siguiendo una cultura patriarcal hemos asignado roles a las mujeres y roles a los varones. Esto pasa con los juguetes”.

Y continúa: “La sociedad cree que, por una cuestión de género basado en lo biológico, las nenas juegan con muñecas y cocinitas y los varones con autitos, camiones, pelotas de fútbol. Por mandato social, a nadie se le ocurriría regalarle a un niño un set de cuidados del bebé”.

Lea la nota completa aquí